Revelan el verdadero rostro de Chucky


Chucky es sin duda uno de los personajes más emblemáticos de las películas de terror. Pero este 'muñeco maldito' no es tan ficticio como algunos creen. Hay una historia real que inspiró a su creador, Don Mancini y que data del año 1896.
La historia cuenta que  un niño llamado Robert Eugene Otto recibió un muñeco de regalo por parte de la empleada que trabajaba en su hogar, la cual provenía de Bahamas y tenía costumbre de hacer magia negra y vudú. El niño, encantado con el obsequio, decidió bautizar a la figura con el mismo nombre suyo, empezando una estrecha relación entre ambos.
Al poco tiempo, sus padres advirtieron cosas extrañas en la casa. Incluso los vecinos aseguraban ver al muñeco asomarse por las ventanas cuando la casa estaba vacía.También se escuchaban gritos y hasta un desorden generalizado en la vivienda.
Tras ello, decidieron dejar al juguete en el sótano de la casa, lugar en donde “Robert” estuvo durante varios años hasta que el propio niño ya convertido en un adulto se fue a vivir con su esposa en el lugar donde creció.
Pero fue cuestión de tiempo para que nuevamente se produjeran fenómenos extraños. En 1972, Otto falleció y fue su señora la que debió presenciar los sucesos, ante lo cual decidió finalmente vender la casa.
Una familia acompañada por una niña pequeña se mudarían al que había sido su hogar. La familia de la pequeña encontró al muñeco en el ático y decidieron regalárselo. La pequeña niña de 10 años pasó todo el día jugando con el muñeco, más tarde confesó que este trató de asesinarla y había trabado la puerta del cuarto para que no pudieran entrar sus papás.
Actualmente Robert se encuentra en un museo de Key West, Florida, lugar en donde según los trabajadores del museo continúa asustando personas. Ellos indican que si visitas el museo y quieres tomarte una fotografía con Robert primero debes pedirle permiso y esperar que él te autorice afirmando con la cabeza.

INSTAGRAM FEED

@soratemplates