Delfines y Ballenas Mueren tras una Feroz Tradición en Dinamarca

A pesar del reclamo de los defensores de animales, el gobierno danés no interfiere en la realización de esta cruel tradición.

Las aguas de las Islas Faroe, en Dinamarca, se tiñeron de un rojo sangriento tras la realización del 'Grindadráp', un festival sanguinario que se ha vuelto una tradición entre los daneses y que consiste en la inexplicable masacre de delfines y ballenas.
La escena es escalofriante. Decenas de personas están en la orilla del mar celebrando la realización de la caza -con arpones en sus manos ensangrentadas- mientras que los restos de los cetáceos se encuentran ordenados en filas.
Esta brutal tradición comienza en alta mar, donde los participantes buscan ballenas y delfines y después los conducen a la costa mediante barcos y motos. Ya ahí son arrastradas a las aguas poco profundas, siendo traspasados con un gancho por el oficio nasal. Posteriormente –y sin escrúpulo alguno- le cortan la cabeza a los animales capturados, por lo cual estos mueren desangrados.
Esta celebración es asociada comúnmente con la caza indiscriminada de ballenas y delfines perpetrada desde hace varias décadas en las Islas Faroe, ubicada entre el mar de Noruega y el océano Atlántico Norte.
Los defensores de los animales no han dudado en expresar su rechazo a esta tradición a lo largo de los años y han condenado a aquellos quienes participan. Como ejemplo se puede usar el caso de la ONG Sea Shepherd, la cual desde 1985 ha liderado campañas para oponerse a esta masacre con la recolección de miles de firmas de peticiones, las cuales son ignoradas por el Gobierno de Dinamarca. 

(RT actualidad)

INSTAGRAM FEED

@soratemplates